Genera una expansión en la parte posterior del perro, en forma de un divertido excremento